Fruto de la creciente preocupación que se viene experimentando hacia la salud de las mascotas, en los últimos años asistimos a un notable desarrollo de técnicas para dar masajes a perros. La fisioterapia canina ha irrumpido como una especialidad veterinaria con múltiples aplicaciones: rehabilitadoras, terapéuticas, educativas, relajantes, deportivas…

Los cuidados hacia los perros que conviven en el hogar ya no se limitan a darles de comer, llevarlos al veterinario para sus revisiones y sacarlos a pasear dos o tres veces al día. El interés por su bienestar ha hecho que cada vez se conozcan mejor sus necesidades, su fisonomía y se entienda mejor su comportamiento. Gracias a este interés hoy puedes conocer los importantes beneficios que aportan los masajes a la salud de los perros.

Beneficios de dar masajes a perros

Dar masajes a perros es algo más que acariciarlos o abrazarlos. Supone establecer un contacto con él con una finalidad muy concreta. Aunque se abordarán más adelante las diferentes aplicaciones que pueden tener, en general los beneficios de los masajes son:

  • Aportan una experiencia verdaderamente agradable para el perro. Esto le permite relajarse y liberar ansiedad, especialmente en situaciones generadoras de estrés. Ejemplo: la exposición al estruendo de petardos y fuegos artificiales.
  • Mejoran la relación y el vínculo con el dueño, estableciéndose una profunda corriente de confianza entre ambos.
  • Permiten localizar posibles puntos de dolor o lesiones que, de otra forma, pasarían desapercibidos.
  • Favorecen la circulación sanguínea. Es algo especialmente positivo para perros ancianos o convalecientes tras una operación o un accidente.

Diferencias entre masajes para rehabilitación y masajes relajantes

Las técnicas fisioterapéuticas rehabilitadoras incluyen la aplicación de ultrasonidos, láser e hidroterapia, entre otras. Sin embargo, los expertos afirman que buena parte de la recuperación del perro dependerá de los cuidados que se le den en casa. Por ello sería recomendable que los propietarios recibieran indicaciones y formación para realizar los masajes.

Siempre será recomendable que los masajes de rehabilitación los de un profesional porque hay un modo muy concreto de practicarlos. Pero los masajes relajantes podrá practicarlos el mismo propietario siempre que no produzcan ningún dolor al animal.

Por su parte, los masajes relajantes no persiguen la recuperación funcional de una parte concreta del cuerpo, sino que lo que se pretende con ellos es favorecer el estado general del perro, tanto a nivel físico como emocional.

masaje de perros

Masajes orientados a la fisioterapia y rehabilitación

Los masajes para rehabilitación de zonas lesionadas u operadas deben hacerse con especial cuidado. Lo más habitual es que las lesiones se produzcan en articulaciones como las de las rodillas, cadera, codos, hombros o en la columna vertebral. Estos masajes deben realizarlos profesionales o propietarios formados en este tipo de técnicas de fisioterapia.

De inicio, se practicará un suave movimiento sobre la zona afectada. Conforme notes que la musculatura del perro se va relajando, la intensidad del masaje puede ir incrementándose, pero ten presente que nunca debe producir dolor.

Cuando un perro sufre una lesión o una operación, o cualquier otra circunstancia que le obliga a guardar reposo, resulta inevitable que la musculatura de esa parte del cuerpo se resiente. La aplicación de masajes terapéuticos aliviará ese deterioro y favorecerá la recuperación funcional del músculo o de la articulación dañada.

Los masajes deben practicarse sobre una superficie firme, pero cómoda. Y en ningún caso debe existir el menor riesgo de caída para el perro. Así que, si vas a emplear una camilla de masajes lo recomendable es que la cubras con una toalla grande y la apoyes contra la pared para prevenir resbalones.

Recuerda hablarle con cariño al animal. Ten en cuenta que está enfermo y que las palabras suaves y la calidez en el trato le reconfortarán.

Nunca debes aplicar un masaje sobre una herida abierta o en sus proximidades, ni cuando el perro se encuentra en estado de shock, con fiebre o con una infección cutánea. En este último caso puedes provocar que la infección se extienda por todo el cuerpo.

Masajes relajantes

Los masajes relajantes pueden ser al mismo tiempo terapéuticos, si bien sus beneficios se observan mejor sobre el comportamiento general del perro que sobre su salud física. Aunque, como ya se dijo con anterioridad, comportan también los beneficios generales para la salud ya enumerados.

Estos masajes están indicados para todos los perros, en realidad. Pero si hay un colectivo de perros que agradece más aún sus beneficios, son los que muestran conductas agresivas o aquellos con un elevado índice de estrés, ansiedad o miedo. De modo que se puede decir que los masajes relajantes constituyen también medidas terapéuticas para este tipo de perros.

Dar masajes deportivos a perros

A medio camino entre los masajes de rehabilitación veterinaria y los relajantes, existen los masajes deportivos para perros.

Estos actúan también sobre la musculatura y las articulaciones de las extremidades y la espalda. Deben combinarse con estiramientos musculares con el fin de reforzar la resistencia y flexibilidad de las zonas del cuerpo más castigadas durante la actividad deportiva. A través de esta práctica se consiguen prevenir las lesiones.

Como ves, dar masajes a perros transciende el mero contacto físico y preserva su salud física y emocional. Y si te interesa la fisioterapia y la rehabilitación veterinaria, infórmate sobre nuestro curso de formación.

 

Este sitio web utiliza cookies para intentar darte una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares