Cuando decidimos incorporar a un perro a nuestras vidas debemos tener claro sus necesidades. Obviamente, será necesario dedicarle el tiempo y los recursos necesarios: alimentación, vacunas, alojamiento,etc. Debes tener en cuenta que durante los próximos 13 o 14 años será un compañero de juegos y de vida inseparable. Pero también tendrás que saber cómo educar al perro, cómo alimentarlo, tendrás que cuidarlo cuando esté enfermo, mantenerlo en buen estado de forma y aprender a convivir con él.

Si eres un propietario experimentado, seguro que ya sabes todo esto. Pero sobre uno de esos aspectos, el de la educación del perro, nunca está de más seguir aprendiendo. De hecho, si hay algo común a la mayoría de propietarios, sean o no experimentados, es que a todos les gustaría que su perro se supiera comportar mejor en determinadas situaciones.

La elección del perro, un factor importante

Lo primero que debes conocer es que no todos los perros se adaptarán bien a tu estilo de vida. Saber elegir a la mascota adecuada es muy importante. Son muchos los factores que debes tener en cuenta:

  • ¿Te gusta llevar una vida activa o más bien sedentaria?
  • ¿Tu trabajo, o el de cada miembro de la familia, os obliga a pasar varias horas fuera de casa?
  • ¿Vives en una casa o en un piso? ¿En un entorno urbano o rural?
  • ¿Tienes actualmente niños pequeños o prevés tenerlos en un futuro próximo?
  • ¿Te gusta hacer viajes largos durante tus vacaciones?
  • ¿Convives ya con otras mascotas (perro / gato / otros)?

Afortunadamente, es tal la variedad de razas de perros, cada una con sus propios rasgos de carácter, que podrás encontrar sin ninguna duda el compañero más adecuado para ti. Por eso es tan importante no tomar una decisión basada únicamente en criterios estéticos. No elijas a tu perro porque te parezca bonito o por ir a la moda. Investiga bien las necesidades y características de cada raza y no te dejes llevar por el impulso. Aquí te dejamos un buscador de perros de la marca de alimentación Pedigree para que busques la raza que más puede convenirte.

bases de la educación canina

Cómo educar al perro. Cachorros vs. perros adultos

La elección entre un cachorro o un adulto va a tener importantes implicaciones sobre cómo educar al perro. Normalmente, los perros adultos suelen conocer ya las principales normas de educación básica (hacer pis fuera de casa, sentarse a la orden, etc.).

Los perros adultos presentan otra gran ventaja, y es que normalmente sus rasgos de carácter ya están bien definidos. Eso permite saber de antemano si será un perro apropiado para tu personalidad y estilo de vida o no.

También es cierto que un perro adulto puede haber incorporado algunos vicios en su comportamiento, o traumas y miedos causados por el maltrato (en el caso de perros rescatados o perros de protectora). Estos perros requerirán cierto grado de experiencia en el educador. Prepárate para dedicarle tiempo, ser paciente y darle mucho cariño. Y si lo necesitas, no dudes en contar con la ayuda de un profesional cualificado.

Por su parte, un cachorro te da la oportunidad de educarlo a tu manera desde el primer momento. Si sabes elegir la raza, con un buen adiestramiento canino y la correcta aplicación de normas y límites no deberías llevarte sorpresas cuando haya desarrollado su carácter de adulto. Pero si tu cachorro es un cruce de varias razas, su comportamiento adulto será mucho menos predecible.

Recuerda que en las perreras municipales o asociaciones de animales, cuentan con muchos perros que buscan un hogar. Antes de lanzarte a comprar un perro piensa que hay muchos perros buscando un amo como tú. Invierte tu dinero en perros que necesitan una segunda oportunidad.

La actitud del educador canino ante el animal

Una de las opciones para educar a tu perro es contar con un profesional del adiestramiento canino. Él te ayudará a educar a tu perro, pero debes tener en cuenta también una serie de consideraciones previas.

Para empezar, asegúrate de que sus métodos son respetuosos con el perro y adaptados a su edad y circunstancias. Actualmente conviven dos corrientes educativas, la que emplea técnicas tradicionales de adiestramiento y la que emplea técnicas en positivo. La primera recurre al castigo y las correcciones durante el proceso de aprendizaje (que no implica en absoluto maltrato o golpear al perro). En el adiestramiento en positivo, en cambio, lo que se hace es premiar los avances del perro con premios. Se ignoran las conductas no deseadas y los errores, intentando que el perro aprenda poco a poco.

Sea cual sea la corriente que siga el adiestrador profesional, tú debes estar de acuerdo con sus métodos. No permitas que le haga a tu perro algo con lo que no estés de acuerdo. Un adiestrador profesional debe siempre respetar al perro y ayudarte a conseguir los objetivos que tú, como propietario, deseas. No otros.

Si por el contrario, quieres ser educador canino y saber cómo educar al perro, dispones de cursos de educador canino. Si buscas adquirir los conocimientos para educar a tu perro o dedicarte a ello profesionalmente, este tipo de curso puede ayudarte. En Escola d’Oficis Catalunya hemos preparado el Curso de Educador Canino precisamente para que tanto particulares como futuros profesionales adquieran las bases de esta disciplina. Tendrás la oportunidad de saber cómo actuar frente a los problemas de conducta de los perros.

Consejos para iniciarse en la educación del perro

Además de saber cómo educar al perro, debes tener en cuenta tu propia actitud. Durante el proceso de educación tu actitud será fundamental tanto si eres tú mismo quien educa al perro, como si decides llevarlo a un centro de educación canina. Sigue estos consejos:

  • Ten siempre una actitud positiva y amistosa hacia el perro, él está desando aprender y complacerte.
  • Dale recompensas (felicitaciones, juegos, golosinas…) inmediatas.
  • Sé perseverante y firme con las normas que establezcas.
  • No reacciones airadamente nunca, sobre todo si el perro es aún cachorro.
  • Haz del aprendizaje algo divertido. De esa manera el perro aprenderá más rápidamente y, además, vuestro vínculo será mucho más fuerte y duradero.
  • Si tu perro está siendo educado por otra persona, habla con el educador para saber cómo debes comportarte. Tus actos pueden ser contrarios a lo que está aprendiendo y el perro puede confundirse rápidamente.

Es un proceso importante para vuestra vida en común, por lo que hay que tener en cuenta estas premisas. Eso sí, seguro que tener un perro educado merecerá mucho la pena.

Este sitio web utiliza cookies para intentar darte una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares