El auxiliar técnico de veterinaria (ATV) es la persona encargada de colaborar en diferentes tareas. ¿Dónde? En un centro de asistencia sanitaria para animales. Dicha colaboración se hará bajo las directrices de un veterinario profesional ya que las funciones del auxiliar técnico de veterinaria y la del propio veterinario no son exactamente las mismas.

El auxiliar técnico de veterinaria se diferencia del auxiliar de veterinaria en que tiene la formación necesaria para asistir al veterinario también en el quirófano durante las operaciones. Además, está capacitado para llevar a cabo determinadas acciones por sí solo como la toma de radiografías o de muestras biológicas, por ejemplo.

Las funciones del auxiliar técnico de veterinaria

La figura del auxiliar técnico de veterinaria es muy importante en todo centro de atención a los animales. Sus tareas son múltiples y es fundamental que cuente con la formación requerida. Te contamos cuáles son las principales funciones que realiza:

  • Preparar y desinfectar el material quirúrgico.
  • Asistir al veterinario en las intervenciones quirúrgicas y de urgencia.
  • Examinar al animal realizando los procedimientos propios de diagnóstico. Es decir, comprobar la temperatura corporal y tomar muestras biológicas, por ejemplo. También, realiza determinadas pruebas como el examen citológico. Una vez realizadas las pruebas, será el veterinario quien determine el diagnóstico final.
  • Ocuparse de los cuidados que precise el animal hospitalizado. Hablamos de alimentación, higiene, administración de los medicamentos que sean necesarios, etc.
  • Administrar por vía intravenosa la alimentación en caso de que el animal no pueda hacerlo por sí mismo.
  • Asistir al veterinario en la consulta y conocer todos los procedimientos que se llevan a cabo de forma rutinaria. La limpieza de los oídos del animal, la administración de vacunas o la extracción de sangre son algunos ejemplos.
  • Conocer los primeros auxilios para curar heridas o aplicar un tratamiento de urgencia.
  • Conocer la metodología para realizar radiografías y ecografías.
  • Elaborar un minucioso registro del estado del animal.
  • Atender a los propietarios de los animales proporcionando la información que necesiten.
  • Sujetar a los animales conociendo la técnica adecuada. Saber tranquilizar al animal, que puede estar experimentando mucho miedo y estrés.
  • Llevar a cabo diferentes tareas admirativas propias de un centro veterinario.

Las funciones del Auxiliar Técnico de Veterinaria, como vemos, son similares a las del Técnico Auxiliar de Enfermería en un hospital. Su colaboración es indispensable para apoyar al veterinario en la realización de las tareas con mayor rapidez y eficacia. Además, sus funciones relacionadas con la administración y la organización resultan imprescindibles para el buen funcionamiento del centro veterinario.

Una vez formado, el ATV podrá trabajar en centros u hospitales veterinarios. También, en comercios y en otros espacios dedicados a los animales. Hablamos de una sociedad protectora de animales, por ejemplo.

funciones del atv

¿Qué habilidades debe tener un ATV?

Si eres un apasionado/a de los animales, seguro que has pensado en formarte para obtener los conocimientos necesarios para atenderlos. En este sentido, es fundamental que el ATV tenga sensibilidad con los animales y vocación de ayudarlos y cuidarlos. Además, es preciso que tenga entereza. Le ayudará a llevar a cabo procedimientos delicados o asistir en el quirófano en momentos duros.

Un buen ATV tendrá la capacidad de mantener la calma en intervenciones complicadas sin perder la sensibilidad por los animales. Además, sabrá comunicarse adecuadamente con los propietarios y con el veterinario. Deberá tener las mismas habilidades en cuanto a organización y capacidad de trabajo que en cualquier otro puesto de trabajo.

En resumen, estas son las cualidades que debe reunir:

  • Empatía. Habilidad para entender a los animales y sensibilidad en cuanto a su dolor. Empatía con sus compañeros, superiores y clientes o proveedores.
  • Habilidades de comunicación. Necesarias para tranquilizar a los propietarios que están preocupados por su mascota. También, para trasladar al veterinario de manera clara y correcta toda la información necesaria sobre el animal. En este sentido, es igualmente importante que su relación sea buena con todo el equipo y con los clientes.
  • Inteligencia emocional, por la dureza de algunas intervenciones. En una clínica u hospital veterinario se presentan situaciones de todo tipo. Es preciso que el ATV sea fuerte emocionalmente y capaz de mantener la calma en los momentos más delicados.
  • Interés por la formación continuada. Es importante que el ATV tenga ganas de aprender constantemente y mejorar su cualidades de trabajo en el día a día.
  • Además, conviene que el ATV tenga cierta resistencia física. Es un trabajo que puede requerir un esfuerzo físico importante al coger a los animales de mayor peso. Del mismo modo, deberá adoptar posturas correctas para no lesionarse en la realización de su trabajo habitual.

¿Quieres ser Auxiliar Técnico de Veterinaria?

Ahora ya conoces las funciones del auxiliar técnico de veterinaria en un hospital o una clínica. ¿Qué te parece? ¿Es lo que estabas buscando? Además, ya sabes cuáles son las virtudes o habilidades que debes tener para ser un buen ATV. El Auxiliar Técnico Veterinario es un profesional de gran valor, indispensable para el buen funcionamiento del centro. Si quieres cursar tus estudios de ATV en Barcelona u Hospitalet del Llobregat, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para intentar darte una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares