Actualmente, muchas personas se plantean qué son y para qué sirven los PLC (Programmable Logic Controller). En parte es debido al apasionante mundo de los autómatas programables y la programación de autómatas. Por consiguiente, en este artículo se expondrán algunas nociones acerca de los PLC. Así será la primera forma que tengas de adentrarte en este interesante ámbito tecnológico.

¿Qué son y para qué sirven los PLC?

Los PLC o autómatas programables son dispositivos electrónicos que pueden ser programados. Y lo hacen monitorizando entradas y salidas y tomando decisiones lógicas para automatizar las máquinas o procesos. Los PLC accionan a otros componentes de la maquinaria para ejecutar acciones. De forma manual estas acciones podrían ser lentas e incluso peligrosas.

Se utilizan en todo tipo de aplicaciones industriales, especialmente en líneas de montaje o atracciones mecánicas, aunque también se están utilizando en aplicaciones comerciales o domésticas.

El modelo que se necesita para cada tarea depende de la complejidad del proceso a monitorear, controlar o supervisar.

¿Qué son los PLC?

Los PLC son ordenadores que se usan en ingeniería automática o automatización industrial para automatizar procesos electromecánicos. Por lo tanto, programados en función de las necesidades de control de la empresa, pueden tener múltiples utilidades.

Podría compararse al cerebro que acciona los otros componentes de la maquinaria para que puedan hacer las acciones antes indicadas. Por eso, se pueden encontrar en escaleras mecánicas, ascensores, dosificadoras, lavadoras, microondas, sistemas de bombeo y más. Su principal función es controlar, y lo hacen en muchas industrias.

También, permiten evitar problemas de operaciones de riesgo, así como el ahorro de dinero en mantenimiento. Además incrementan la vida útil de equipos y maquinarias.

Uno de los principales añadidos en la actualidad en este campo es que los PLC tienen conexión a internet. Esto les permite monitorear su funcionamiento y resultados de forma remota.

programar autómatas PLC

PLC e industria

Sin duda, en la industria es donde se pueden encontrar más aplicaciones interesantes y beneficios de los autómatas programables. Pueden utilizarse para los siguientes procesos industriales:

  • Gestionan sistemas complejos.
  • Solventan problemas fácilmente.
  • Pueden hacer tareas de conmutación de relés.
  • Hacen el cómputo, cálculo y comparación de valores de proceso analógicos de encoder.
  • Proporcionan flexibilidad a la hora de modificar la lógica de control en poco tiempo.
  • Responden a los cambios de los parámetros del proceso en poco tiempo.
  • Perfeccionan la fiabilidad del sistema de control global.
  • Pueden interactuar con el operario con HMI.

¿Para qué sirve la programación de autómatas?

Los autómatas programables son cada vez más importantes en la automatización de procesos en la industria. Por eso, es importante saber cómo programar los autómatas para que realicen sus tareas de acuerdo a las sentencias o instrucciones que se establecen.

Para programar autómatas se necesita paciencia, ya que lleva su tiempo y aprendizaje. Pero lo bueno que tiene es que se puede hacer lo que se quiera con los PLC. Obviamente, la tarea básica es la de controlar los otros componentes de la maquinaria.

En conclusión, contar con un sistema automatizado ayudará a mejorar la productividad de la empresa eliminando trabajos complicados y monótonos, mejorando la calidad del producto, reduciendo costes de producción, aumentando la seguridad, incrementando la disponibilidad de los productos y proporcionando muchas otras ventajas. Programar los autómatas permite obtener estos beneficios teniendo en cuenta cada sistema.

En definitiva, se puede automatizar cualquier proceso con los PLC. Además, saber cómo programarlos permite saber cuáles son las soluciones a los problemas más comunes. Es fundamental elegir bien qué procesos automatizar. Por lo tanto, hay que hacer una correcta selección.

Cada uno de los tipos de programación de autómatas tiene sus ventajas y desventajas, por lo que conviene conocerlos y saber cuál elegir. También existen muchas marcas de PLC, por lo que es necesario saber bien cómo seleccionar la adecuada. Para nuestras formaciones nosotros utilizamos el Siemens LOGO! 230 RCE que es excelente para iniciarse en la programación de autómatas.

Ventajas y desventajas de los PLC

Las principales ventajas de los PLC son:

  • Ahorro de tiempo en los proyectos.
  • Ahorro de costes en mano de obra.
  • Poder controlar más de una máquina a la vez.
  • Reducido tamaño.
  • Bajo costo de mantenimiento.
  • Posibilidad de hacer modificaciones sin costes adicionales.
  • Su elaboración es sencilla.
  • No necesita cableados o instalación eléctrica para hacer modificaciones.
  • No necesita muchos materiales para su fabricación.
  • Lo único que se necesita es elegir el PLC que se adapte mejor a las necesidades de tu negocio.

Sus principales desventajas son:

  • La necesidad de técnicos cualificados para su buen funcionamiento.
  • Para tareas más pequeñas o sencillas puede no compensar a que el coste es mayor.

Se trata, en definitiva, de un instrumento electrónico muy útil para fábricas que utilizan mucha maquinaria. Y, no solo eso, cada vez son más las empresas que cuentan con ellos para incrementar sus beneficios haciendo más sencillos y cómodos sus procesos.

Ante la duda de si instalar PLC en una empresa o aprender a programar autómatas hay que decir que es el momento adecuado. Además, los beneficios se incrementarán con el paso del tiempo, tanto en la industria como en negocios u hogares.

Este sitio web utiliza cookies para intentar darte una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares